DEMON + Dark Mind + Necroberus: una noche brutal.

Otro finde más de concierto, y la verdad que tenía bastante curiosidad por asistir a este evento, ya me he perdido un par de conciertos de Demon, y no paro de escuchar hablar de ellos.


Salí del curro y a correr hasta Vallecas, un poco tarde pero por fin llegué a la sala Audio Rock, y lo que es aun más sorprendente … NO ME PERDÍ!!!


El concierto ya había comenzado y nada mas llegar, los oídos ya me estaban reventando, estaba claro, no me había equivocado de concierto, por fin estaba escuchando Thrash Metal en vivo y directo, mi cuerpo ya me lo pedía. Me quedé un rato en la entrada para ver desde cerca la unión entre el público y el grupo del escenario. Eran los primeros en tocar y calentar el ambiente, y en el escenario había algunas caras conocidas, ellos eran DEMON.

Sorprendentes, esa es la palabra que destaco para definir a este grupo. Al cantante Jesús ya lo conocemos de tiempo, y tenía gran curiosidad de verlo en un grupo de thrash, por saber cómo cojones iba a ser su voz. Primera sorpresa, canta desgarrado, gutural, y no agudo; yo me imaginaba escuchar un grupo al más puro estilo Overkill, pero no, son un Thrash muy moderno, con un sonido que incluso llega a recordar algo al Hardcore más bestia (aun que no soy un experto de este género, pero algunas personas de la sala así me lo comentaron, y estoy de acuerdo con ellas) o ya, en palabras mayores, muy al estilo Pantera, alejándose un poco del Thrash y buscando sonidos más frescos, del Groove.

Sus letras tienen un ritmo muy fraseado, por eso me refiero a ellos como un thrash muy moderno, recordando algo a los estilos que fusionan el metal con el fraseo del rap u otros estilos. Guitarras muy técnicas, solos muy precisos, batería a toda velocidad y la voz en castellano, algo que me llamó mucho la atención, es raro encontrar hoy en día un grupo que cante en la lengua castellana.
 
Encima del escenario, el cantante no paraba de intentar comunicarse con el público, de mover la cabeza y animarnos, a veces un poco sobreactuado, pero esos detalles se van puliendo con el tiempo y con más conciertos.

 Se marcó unos cuantos gritos desgarradores para deleite del público, con algún pequeño fallo, pero sin importancia. En cuanto al guitarra solista, Victor, me pareció un máquina, menudos solos se marcó, con pequeños fallos que no se notaban mucho.

Si he de ponerle algún “pero” es que en el escenario se lo notaba muy nervioso, estático, sin conexión alguna con el público, muy centrado en no fallar ni una nota, pero creo que se olvidó de pasárselo bien, aun así, lo repito que me pareció un guitarra de lo más respetable pese a cualquier problema que hubiese podido tener. .

 El guitarra rítmico, Hugo, se quedaba sin espacio el pobre, colaboró mucho con el cantante en la tarea de animar al público y sobre todo cuando entró la sorpresa de la noche, el antiguo cantante del grupo, Sergio.
Por suerte ya estaba presente cuando ocurrió esto, menudo dúo se marcaron los colegas, entre Jesús y Sergio terminaron de motivar al público, lo dieron todo y se les veía muy sueltos encima del escenario.

Pero aun me quedan dos miembros más del grupo por mencionar, Rochy, bajista de Demon que estuvo más que correcta, me llegó información sobre ella que en los conciertos no para de moverse y que lo da todo, pero en este no podían hacerlo por que se quedaban sin espacio, aun así lo importante no es cómo se muevan en el escenario, si no cómo tocan, que para algo son músicos y esta chica tiene mucho talento. Por último, y no menos importante, me queda Jose, batería de Demon. Este chaval lleva el thrash en la sangre y se le nota.

No paró de aporrear la batería y repartir tralla en todo el concierto, fue culpa de él que terminase con los oídos destrozados, a la próxima me llevo tapones. Sinceramente, y desde mi “humilde” opinión, creo que su sitio está en el thrash y no en otros proyectos, que pueden ser igual de interesantes, pero … en Demon es otra historia.

Tras algunos adelantos del nuevo disco que saldrá a la luz muy prontito, un repaso por sus temas antiguos, la colaboración de Sergio, y mucho calor y una sordera máxima, Demon llegó a su fin. Como conclusiones, vuelvo a decir de lo de siempre, señores técnicos de sonido por favor para poder entender algo del concierto bajar un poco el volumen, que no cuesta nada! Demon es un grupo que se sube al carro de nuevos talentos y a esta nueva ola de Thrash Metal español, ojalá pronto estén con los consagrados y los podamos ver más por los escenarios.

Un breve descanso, un piti, una cerve y a escuchar al siguiente grupo, DARK MIND. Muy buena puesta en escena, salieron con su logo de fondo y a repartir caña.

 Un grupo bastante peculiar, musicalmente me gustaron mucho, no los conocía de antes y la verdad que no me desagradaron, excepto por algunos detalles.

Sus dos guitarras son muy buenos, tanto Nacho como Mauri.

Creo que no hubo casi fallos, o por lo menos eso me pareció a mi desde abajo, a lo mejor en el escenario no se veían muy cómodos, pero vamos, transmitieron bastante soltura.

 Dani, el bajo … GENIAL!!!

No paró en todo el concierto, conectando con el público (a estas horas un poco más escaso, pero aun así había gente) y compenetrándose con el resto de la banda. Nitro creo que tuvo algún problemilla con la batería, pero bueno, cosas del directo.

Vamos con la voz, que no era para nada mala, canta bien, y con un gran registro, además las partes que tenían coros sonaban bastante bien. Para mi, tuvieron mejor sonido que Demon.


 El problema es de estilo, y es que en las partes en las que Jurado, el cantante, cambiaba de registro a uno más lírico, la canción perdía y mucho, me quedo por completo con las partes más desgarradas, pero vamos, como he dicho ya, es cuestión de gustos y de estilo.

Metal moderno, que busca algo más la fuerza que otros grupos de géneros similares, tirando mucho por el Metalcore o Hardcore más actual, mezclando con sonidos de Thrash.
 

Un concierto muy serio, correcto y con buena puesta en el escenario, tomar nota de este grupo, que lo están dando todo.

Y cerraron la noche Necroberus, y la cerraron en todos los sentidos, por que se quedó la sala prácticamente vacía.

Nos quedamos un par de temas por ver cómo suenan, me habían dicho que no son nada malos, y bueno me quedaré con esa opinión, por que a mi la verdad, y sintiéndolo mucho, me aburrieron y bastante.

Dos canciones fue lo que pude estar dentro, pero vamos, ese estilo no va para nada conmigo, además con la sala casi vacía, no era el mejor escenario para un concierto de ese estilo.

Muy similares a Sober, muy del mismo rollo. No puedo decir nada malo de ellos, solo que me aburrieron, pero si nos vamos a la parte técnica, lo poco que vi no me disgustó.

Y así cerramos otra noche más de Metal, por fin con conciertos de Thrash!!! Espero que no sean los últimos, y espero volver a escuchar a estos grupos pronto y en otros escenarios, sobre todo a Demon.

Escrito por Calius.