Crónica: Hollywood Twist + The Royal Flush.

El pasado viernes 11 de enero acudimos a la sala Silikona para ver a estas dos jóvenes bandas en directo. Hollywood Twist ya son unos viejos conocidos, y más que conocidos son ya amigos, y con mucho gusto fuimos a su concierto. The Royal Flush los conocimos a través de Twitter (cada vez más grande) y gracias al programa de radio La prisiôn del placer, en radio Carcoma, y desde que los escuché pensé, éstos chavales tienen el royo. 

Los primeros en actuar fueron The Royal Flush, y por lástima (y el curro) llegué con el concierto ya empezado, aun así, los temas propios pude presenciarlos. Son un grupo muy joven y con muchas ganas, se nota que tienen talento y que trabajan mucho.
 A simple vista pueden parecer algo tranquilos, incluso podréis pensar ¿es un grupo de rock? Hasta que llega la hora de tocar. Es un rock muy melódico, muy de los 70’pero a la vez tan de moda por algunos locales de Madrid, depurado y con una voz que acompaña bastante al embrujo del grupo.
Nos ofrecieron varias covers de temas como “Highway Star” o el mítico “Born to be wild”. Pero no todo fueron versiones, también tocaron canciones propias como “No Matter How It’s Gonna Be” una balada muy buena, en la que destaca el cantante, “Leave”, “About Speed” un muy buen tema, “Hold On”, y su broche final “B-Side’s Rock” con el cual cerraron un concierto, la verdad que muy sorprendente, muy correcto, en el cual contaron con un buen sonido y el escaso público conectó con ellos.
Me encantaría verlos de nuevo en directo con más público, que seguro el concierto cobra otro ambiente. Por mi parte un grupo muy recomendable. Tocaron dos temas más, “The Oceans” y terminaron con un buen “Rock and Roll”.
Llegó la hora de Hollywood Twist, y si con sus compañeros de escena hubo poco público, con HT hubo aun menos y es muy triste. Un buen concierto, de grupos jóvenes, buenos, en una sala conocida, a un buen precio… y sin público. 
El mismo dilema de siempre.
Pero ese no fue el único inconveniente, su cantante Carlos, no pudo acudir al concierto por enfermedad, pero como estos chavales tienen un par de cojones, ahí estaba su bajista, Diego, para dar la cara por el grupo, y salvó el concierto. Aun quedaba un problema más, y alguien les jugó una mala pasada al grupo en cuanto al sonido. 
Con The Royal Flush el sonido era perfecto, en su justa medida, pero cuando empezó el concierto de Hollywood Twist alguien pensó ¿Qué pasaría si subo el volumen al máximo?, pues que no escuchas nada y te destrozan los oídos. En algunas partes el concierto se hizo realmente molesto y estridente, por muchas ganas que ponían en el escenario, por culpa del sonido, te daban ganas de que termine. 
En cuanto al concierto en sí, el set list fue un poco distinto al que nos tienen acostumbrados, por el cambio de cantante, aun así fue un concierto con versiones y con temas propios, y en el que nos presentaron un nuevo tema, pero en versión instrumental. 
 
El concierto comenzó con una versión de los Guns n Roses, como ya es habitual en ellos, con It’s So Easy, en la cual se veía a Diego un tanto forzado, pero poco a poco fue calentando la voz y a partir del tercer tema ya lo vimos en el escenario como siempre, con mucho fuerza y ese carácter macarra que le corresponde. 

Un tema del grupo que me encanta es Voices from Hell y en manos de Diego toma otro aspecto, otro aire, se nota que también la tiene ganas. Su balada Bye Bye demostró de lo que son capaces éstos chavales, con un sonido más bajo, nos ofrecieron éste tema. Dicen que suena algo a los Led Z, a mi me suena una balada Poison 100%. Buen inicio del tema Civil War hasta que comenzó la tralla y nos dejaron sordos. Cerraron el concierto con una versión del Satisfaction de los Rollins Stones, mucho más cañera. 

Un concierto de dos bandas jóvenes, pero de diferentes estilos al momento de hacer rock. Se podría decir que unos son los niños buenos con un rock suave y melódico, y los otros son los macarras con garra y fuerza. Yo me quedo con ambos, pero con una sala repleta! 
Calius.