Demonik: Las cenizas de la Tierra

Éste sábado 9 de febrero se presentaba en el bar El Temido, de Arguelles, el segundo disco de la banda Demonik. Un disco en el que se estrenaba su vocalista Jesús, y no es el único cambio. Se nota que el grupo es más experto, está más rodado, es un disco de más calidad, mayor inversión, más esfuerzo que el primer disco DEMON.

Las cenizas de la Tierra es un disco oscuro, con momentos muy densos, sombríos, pero que se mezclan con cambios frenéticos de intensidad por parte de las guitarras. Es un disco bastante completo, en el que se mezclan dos características fundamentales para un grupo de Thrash, por un lado la calidad instrumental de los miembros del grupo, en donde hay que destacar a Victor (guitarra solista) con una calidad increíble; pero Demonik no es solo eso, también tienen garra y cuando hay que ponerse borricos, lo saben hacer a la perfección, y en directo los pogos y el headbanging van a estar garantizados.

El tema que abre el disco es Mi ira, un tema thrash con todas las letras. Es una buena muestra de lo que nos vamos a esperar en el disco, temas con mucha garra en la voz (Jesús), una batería (Jóse) que no parará en ningún momento, el bajo (Rochi) que no es un mero acompañamiento, si no que tiene su propia línea melódica, y las dos guitarras (Hugo y Victor) jugando entre ellas, mezcladas con solos vertiginosos.
Visiónes el segundo tema, una canción que nos habla de un fin del mundo próximo, el cual lo ambientan perfectamente mediante la voz y las guitarras.

Bala tras bala es uno de esos temas oscuros de lo que hablaba, con sonoridades pesadas, con un ritmo muy marcado, pero que de pronto cambia y te sorprende con cambios acelerados y que rompen el tema. Una canción muy elaborada sin duda.

Codex es EL tema donde se lucen sin ninguna duda, el Thrash no tiene por qué ser solo tocar rápido tres acordes y cantar como un gorrino, y éstos chavales nos enseñan la otra cara del thrash, esa cara que la mostró Megadeth o Annihilator grupos que con calidad, son capaces de demostrar mucha fuerza sin salirse del género.

Seguido de Codex, llegan los temas más cañeros del disco y personalmente los que más me han gustado, son Culto a la Guerra un tema que inicia con la batería a cien por hora, y Tormenta pista que ya conocíamos por el adelanto de la banda que nos dejaron a través de las redes sociales. Son dos temas potentes, rápidos, con letras que hablan de “muerte y destrucción” y con unos solos muy buenos.

Existires un tema instrumental, en el que sintiéndolo mucho por Jesús, su cantante, pero en éste tema el grupo muestra su unión, su validez con sus instrumentos. Demuestran que tocar un género extremo no está ligado a aporrear los instrumentos, también “existe” el virtuosismo, la sutileza y la maestría.

En la oscuridad cierra el disco y te deja con ganas de mucho más. Otro tema oscuro, que nos habla de lavados de cerebro a la humanidad, quizá algo que suceda con tanta televisión, tanto Smartphone. Nos han dejado un desafío, éste tema está inspirado en una película de terror te culto de los 80’, quién lo acierte tendrá alguna sorpresa.

Y por ahora eso es todo, es un disco MUY completo, son temas más largos de lo que estamos acostumbrados dentro de los géneros extremos, pero que no se hacen aburridos, ni se quita la atención en ningún momento. Desearles toda la suerte del mundo y que tanto esfuerzo sea recompensado.
Si queréis adquirir el disco, podéis hacerlo desde las tiendas Tipo y Sun records, o escribiendo a cualquier miembro desde las redes sociales o su web  www.demonik.es
Calius.