Crónica concierto Commotion: tributo a The Creedence Clearwater Revival

El pasado sábado 21 de septiembre de la mano de El Capitán Nemo, tuvimos la oportunidad de ir a un concierto de la banda Commotion, un gran tributo a “La Creedence”. Fue un concierto íntimo, en una buena sala y con un muy buen ambiente encima del escenario y con un grupo totalmente entregado en la sala Héroes Café, la cual contó con un sonido perfecto, no muy alto como estamos acostumbrados en otras salas, y eso se agradece.

Las bandas tributo siempre tienen sus partidarios y sus detractores, pero yo soy de los que piensan que si una banda hace un tributo tiene que ser de ésta forma, de una banda que ya no es posible verlos en directo, y con ésta calidad y ésta entrega. No defraudaron en ningún aspecto, ni en la parte instrumental ni en la vocal. Commotion es un grupo muy compacto, que toca y repasa todos los estilos por los que pasa la banda, desde el rock sureño, al rock más fuerte.

Si algo tiene característico ésta banda es el uso del bajo y de las guitarras, y lo hacen de manera ejemplar, muy bien ejecutadas (me declaro Fan del bajista).

Repasaron un gran abanico de temas, por toda la trayectoria de la banda, desde “Hey, Tonight”, “Bad Moon Rising”, “Proud Mary”, temas más calmados como “Who’ll stop the rain”, “Long As I Can See The Ligth” con un punteo muy bueno de guitarra, y tampoco faltó una de mis favoritas… “Fortune Son” increíblemente ejecutada.

La banda se entregó al máximo pese al escaso público, y es una pena por que no será por falta de ganas del grupo. El cantante dejaba la guitarra apartada a ratos para centrarse en cantar e interactuar con el público. Ya a finales del concierto hubo momentos muy de Rock n Roll con bailes incorporados, y es lo que tiene cuando una banda se entrega, que te contagia.

Pero si hubo un momento de la noche, me quedo sin duda con “Have you ever seen the Rain?” con el público cantando gran parte de la canción con gran sentimiento. Es una banda que transmite y conecta.
El concierto terminó, como no podía ser de otra forma con “Commotion” tema que da nombre al grupo.

Si os puedo decir o describir el concierto de una forma resumida, sería un concierto de unos muy buenos músicos, con un teclado que acompañaba perfectamente a la voz (aun que no se usaba en todos los temas), las guitarras con esa tonalidad tan Creedence, el bajo me encantó, se hizo notar bastante, no era el típico bajo de relleno. La batería, me parece que en éste tipo de tributos debe ser muy difícil, por que se tiene que hacer notar, pero tampoco tapar a los demás miembros con su sonido. Y por
último, pero no menos importante, LA VOZ, increíble, rasgada, con rabia, con fuerza, pero a la vez con tanta emoción que llegaba.

Un concierto perfecto, pero en el que de nuevo falló el público. Desde aquí, a quién lea éstas letras animo a ver a éste grupo si tenéis oportunidad, si veis un cartel de ellos en algún bar anunciado, si pasa cerca de vuestra ciudad, no les dejéis de lado e ir a verlos, por que de verdad merecen la pena.

Cronica: Calius.
Fotografía: Kit.