Red Hot Chili Peppers en la Super Bowling

El Half Time Show de la final de la Super Bowling 2014, la más vista de la historia, ha provocado un pequeño revuelo dentro del mundo de la música debido a que la banda de rock Red Hot Chili Peppers se permitió hacer la actuación sin enchufar sus instrumentos.


 Este playback tuvo lugar durante la final de Super Bowl más vista de la historia, con 111,5 millones de espectadores.
                              
 La banda californiana, que siempre se ha declarado contraria a cualquier tipo de playback, se justificaba de la mano de su bajista, Michael Peter Balzary “Flea”, afirmando lo siguiente:

 “Cuando fuimos invitados por la NFL y Bruno Mars para interpretar nuestro ‘Give it Away’ en la Super Bowl, siempre nos dejaron claro que las voces serían en directo, pero que el bajo, la batería y la guitarra podrían ser pregrabadas. Puedo entender a la NFL, puesto que tienen solo unos pocos minutos para preparar el escenario y hay un millón de cosas que pueden salir mal y arruinar el sonido para los amigos que estén en el estadio o los espectadores en televisión. La NFL no quería poner en riesgo su espectáculo”.

 Flea afirmo también que la banda pone el corazón en cada una de sus actuaciones y que decidieron no enchufar sus instrumentos horas antes de subir a escena.

 Si bien la voz del cantante, Anthony Kiedis era en directo, la banda se escuda en el argumento de que actuar en el descanso de la Super Bowl es una experiencia que una banda tiene que vivir y que aquello fue como grabar una un videoclip en directo.

Javier Sánchez Agenjo